Anasagasti y el apoyo al PSOE