Villete y Big Bang, en armonía