Fina se escapa del asilo y ahora Amador cuida de ella (cobrando, claro)