T05xC05: Un controlador, una nueva Maite y una fisura anal