‘Una ruina en venta, unas elecciones explosivas y un campamento de refugiados’