Enrique no quiere casarse con Alba: ahora vive día a día como Rambo