La madre de Parrales, una 'mula'