Lo que mal empieza, mal acaba...