Amador, deprimido por la Cuqui: "No tengo ganas de nada... nada más que de morirme"