El Cuqui consigue por fin su deseado descapotable