Javi y Lola, en terapia de pareja