Coque y Antonio, los payasos justicieros