Lola conoce a su padre, el de los espetos