Javi y Fermín, atrapados en el ascensor