Enrique, deprimido por su nuevo divorcio