Amador se hace pasar por un yihadista para sacar a la Cuqui del manicomio