Amador y los leones entran a robar en casa de la señora Saldaña y... ¡les pillan!