'La Cuqui family' está viviendo en el umbral de la 'indecencia'