Amador deja de ser un 'bosquehumano'