Un fantasma chupando un caramelo, en el bajo de Fermín