Si todo fuera perfecto en Montepinar...