La alcaldesa del Consistorio se refugia en el piso de Enrique Pastor