El mea culpa del ministro: "Me quiero ir a la tumba con dignidad, no como Pujol"