La patética fiesta de Amador: sin sus Leones y con Fina, la 'cubatas'