Otro fracaso amoroso de Judith: Un hombre perfecto… pero un desastre en la cama