Amador: "¡Madre mía el cuñao!"