A Terelu Campos se le resisten las tecnologías: “No le quité el plástico al móvil”