La papada de Carmen tiene los días contados: "Doctor, quiero quitarme esto que me cuelga aquí"