Lidia McMahón parece que tampoco quiere recordar