El trato de Fernando García y Fonseca