La paciente de Jenny Lee pierde el bebé que esperaba