El calentamiento de Pratt que hace reír a todo el equipo de rodaje