El operativo accede al ordenador de Samir e impiden el mayor atentado de la historia de España