Belén Esteban, camarera en un restaurante de fabadas