Belén, impresionada con las historias de los peregrinos