Jordi González recibe un zasca: "No hace falta que me hundas, ya me hundo yo solo"