"No quiero ser el desgraciado que diga que el ratoncito Pérez no existe, pero es que no ha dado ni una"