El bailaor reconoce todos los objetos de los que habla Anne