La hija de Karina, emocionada