Alemania-España: dos estilos