Chayo y María Jiménez, juntas