Eric y David, sorprendidos por sus parejas