Justin y Taylor, a dúo