Miki y Ainhoa, ¿sólo amigos?