Periodismo herido, heridas que no cierran