Tom Cruise, el más amado