Alejandro y su hija, paralizados al ver una figura en la carretera