José Pedro Negri fue testigo en una casa de Vallecas de sucesos paranormales