Es el momento de luchar por nuestros intereses