Herencia, celos o locura, ¿cuál es el móvil del crimen de Asunta?